Cómo construir tu organización

Nadie puede dar lo que no ha recibido. El éxito es el resultado de recibir, organizar y aplicar la información adquirida para saber el cómo, el cuando y el donde.

A continuación te sugerimos métodos simples para comenzar a construir tu red de distribución. Recuerda que puedes hacer tu negocio como gustes y según convenga a tus necesidades, tomando siempre en cuenta las características de distribución de nuestros productos.

Ten presente siempre la misión y filosofía de Håklind que es “cuidar a los demás y ayudarles”. Escúchalos, oriéntalos y dale seguimiento a quienes ingreses a tu red y a quienes pretendas hacerlo, ya que de eso dependerá la calidad y cantidad de distribuidores que tendremos y el que tus reembolsos sean más atractivos.

En Håklind tú mismo diseñas tus retos y defines tus metas. Como Distribuidor Mercantil Independiente necesitas saber todo acerca de cómo mejorar tus demostraciones y ampliar tu Red de Distribución. Las juntas de oportunidad, las platicas sobre el plan de compensación y las demostraciones son la clave para que desarrolles este Multi-Negocio, aprovecha toda oportunidad que se te presente.

Cada persona nueva que conozcas puede convertirse en tu futuro distribuidor o cliente.

Identificando a Distribuidores y clientes potenciales.

Los distribuidores y clientes significan el crecimiento de tu negocio con Håklind. Por eso es vital que aprendas a identificar a las personas que pueden ser parte de tu organización.

Un cliente es aquella persona que te compra mercancía.
Un distribuidor es aquella persona que, como a ti, le interesa hacer negocio con Håklind y su i ntención es vender mercancía y reclutar nuevas personas al negocio.

La mejor manera de contactar nuevos distribuidores es mediante una junta de oportunidad, ya sea en tu casa, oficina, en instituciones diversas o puntos de reunión.

Es sencillo iniciar el negocio si piensas que finalmente todos tus conocidos, amistades, compañeros de trabajo, familiares o desconocidos son tus posibles clientes y distribuidores potenciales. Tienes la ventaja de que cuentas con un producto de calidad que puedes comercializar en cualquier época del año a un amplio mercado de cualquier género o edad, ubicación geográfica y con intereses variados.

Recuerda: Las personas que conozcas en cada demostración son futuros clientes y pueden llegar a convertirse en tus distribuidores potenciales.